¡¡¡SOMOS ACB !!! Abonate al C.B. Canarias Y A LA MEJOR LIGA DE EUROPA

viernes, 10 de marzo de 2017

Miércoles, 8 Marzo, 2017 - 23:23

El Iberostar Tenerife se gradúa en Europa a costa del histórico PAOK de Salónica

El Desafío traspasa fronteras. El Iberostar Tenerife se graduó este miércoles noche en Europa a costa del histórico PAOK de Salónica (80-54). El grupo de Txus Vidorreta logró el pase a los cuartos de final de la Basketball Champions League (BCL) al superar de manera sobrada el -3 que traía del partido de ida (66-63) con una nueva exhibición coral y un excelente ejercicio defensivo, cimentando especialmente en un segundo cuarto brutal (22-6) que marcó el devenir del encuentro.

Espoleado por una afición que propició otra gran entrada en el Santiago Martín, el equipo aurinegro sacó adelante un reto exigente en un choque que nació espeso y trabado, se desmelenó camino del descanso y acabó de romperse a la vuelta de la pausa. No fue sencillo para los anfitriones imponer sus señas de identidad, entre otras cosas, porque el duelo arrancó muy tenso, con mucho contacto físico y con el PAOK intentando trabar la contienda.

Caían a cuentagotas las canastas de uno y otro bando (10-8, 8’), hasta que San Miguel atinó desde el 6,75 (13-8) y dio el primer aviso a navegantes de que el Canarias comenzaba a leer mejor el partido. Tuvo paciencia el grupo de Vidorreta para circular el balón con fluidez y aprovechó la baja por lesión de Keith Clanton al poco de iniciarse el segundo cuarto para hurgar en la herida, darle una vuelta de tuerca más a su intensidad defensiva y empezar a desnivelar la balanza a su favor desde el dominio de las dos zonas.

Tuvo mucho que ver en eso la irrupción de Niang ‘Petit’, que marcó territorio con cuatro tapones de mucho mérito, un par de ellos antológicos. Eso y la determinación de Tim Abromaitis y Marius Grigonis en ataque sacaron de quicio a un PAOK superado por el vendaval aurinegro. Un primer parcial de 8-0 (27-13) y otro arreón de 10-3 antes del receso  (37-16) sacó del partido a un rival, el griego, cuyo banquillo se llevó una técnica al cierre de la primera mitad por sus airadas protestas a los colegiados, bronca incluida de su presidente Bane Prelevic al comisario de la FIBA.

El caso es que por si quedaba alguna duda de la superioridad canarista, el conjunto insular firmó otro parcial de 13-0 a la vuelta del intermedio (50-16) para encarrilar ya del todo la eliminatoria. Lo intentó el PAOK en los minutos que le restaban de suplicio, sin noticias de su figura Thaddus McFadden, muy bien sujeto por la defensa local, pero aprovechando la versatilidad del letón Zanis Peiners.

No hubo manera en cualquier caso de alterar ya el guión de un partido que pintaba de aurinegro por todas partes ante la algarabía de la hinchada canarista. Un alley oop de espaldas culminado por Fran Vázquez, la eficacia de Grigonis, Bogris y compañía y, sobre todo, la fortaleza defensiva del bloque no hicieron más que certificar la histórica victoria de un Iberostar Tenerife, que este viernes conocerá cuál será su rival en cuartos de final en el sorteo a celebrarse en Múnich. Un nuevo Desafío superado por los de Vidorreta, un nuevo hito para una temporada que sigue siendo inolvidable.

- Pinchar aquí para ver las estadísticas