¡¡¡SOMOS ACB !!! Abonate al C.B. Canarias Y A LA MEJOR LIGA DE EUROPA

martes, 14 de febrero de 2017

CB Canarias-Divina Seguros Joventut



CB Canarias-Divina Seguros Joventut


El CB Canarias sube un nuevo peldaño en esa escalera hacia el cielo en que se está convirtiendo esta temporada después de derrotar con cierta comodidad al Divina Joventut (89-76) en un partido que los Doce de Vidorreta encarrilaron en una segunda parte ejecutada a golpe de triple y ritmo de pick and roll.

Se esperaba de los badaloneses un rival luchador, similar a los aurinegros en el andamiaje ofensivo, provocativo desde la larga distancia y duro bajo el tablero, con dos pívots natos, intimidadores, de una envergadura por encima de los 2,15 metros.

Las sospechas se hicieron patentes en un primer cuarto en el que a los aurinegros les costaba parar el juego alegre de los verdinegros que, dirigidos por un Albert Sabat certero desde la línea de 6,75, empezaron marcando el territorio y advirtiendo a los canarios de que llegaban a La Laguna con la intención de refutar su baja posición en la tabla clasificatoria.

Los de Diego Ocampo contaban por aciertos sus primeros lanzamientos a canasta y los locales devolvían la moneda a los visitantes de forma certera pero con el riesgo de caer en la lotería del intercambio de canastas cuyo vencedor es siempre imprevisible.

La solución estaba en la defensa y los laguneros se marchan al receso del primer asalto con 20 puntos encajados que creaban unas expectativas finales demasiado desalentadoras para un equipo de naturaleza defensiva como el aurinegro cuya media de puntos encajados está en torno a los 73.

La ventaja de los catalanes era mínima (18-20), dos puntos que al final del segundo cuarto se volvieron a favor (36-34), aunque quedaba mucho por hacer en defensa. La segunda unidad verdinegra no anotaba con tanta facilidad como los titulares, pero los tinerfeños perdían más balones de los acostumbrados que daban a los visitantes segundas opciones que corrían el peligro de materializarse.

Tras los ajustes realizados en el vestuario, los Doce de Vidorreta saltaron al parqué con mordiente y una sola idea en la cabeza: liquidar el partido cuanto antes y colocar el marcador en una diferencia plácida en torno a los 10 puntos, un mar de las calmas en el que los aurinegros normalmente se desenvuelven como gato panza arriba.

Los canaristas desplegaron toda su artillería en este tercer cuarto: los lanzamientos triples eran de matrícula de honor con un Tim Abromaitis especialmente acertado (MVP del partido con 24 de valoración) y el pick and roll entre Davin White (14 puntos y 6 asistencias) y Fran Vázquez terminó desarbolando la zona visitante donde los gigantes Jordan y Stutz no podían evitar que los nuestros se colgaran del aro en sucesivas ocasiones.

Con 11 puntos de diferencia, los aurinegros afrontan el último cuarto sabedores de que los catalanes no tirarían la toalla, como así demostraron enseguida rebajando la diferencia y creando cierta incertidumbre que nunca llegó a materializarse porque, con el apoyo de la grada, los laguneros volvieron a marcharse en el marcador y sentenciaron un partido en el que habría que destacar, sobre todo, el gran acierto en tiros de campo: 60% en tiros de 2 y nada menos que un 54% en tiros de tres.

Con estos números y el gran trabajo coral del equipo tanto en defensa como en ataque, donde seis jugadores alcanzaron los dobles dígitos, no extraña que los nuestros ocupen el lugar que ocupan en la tabla clasificatoria: colíderes con el Real Madrid, si bien los merengues con un partido menos. Quince victorias a estas alturas de la temporada parecen demasiadas. Unas pocas más serían suficientes para optar a playoff en una liga de solo 17 equipos.

Si en octubre nos cuentan que el CB Canarias iba a estar liderando la Liga ACB a estas alturas de la temporada, nadie lo hubiera creído. Pero con trabajo y con esfuerzo, con espíritu de equipo y un sacrificio que ha superado incluso el trago amargo de las lesiones de jugadores importantes, lo que parecía otro caso más de equipo revelación poco a poco se va materializando en una apuesta segura para estar entre los privilegiados de la mejor liga de Europa.

¡Vamos Canarias!