¡¡¡SOMOS ACB !!! Abonate al C.B. Canarias Y A LA MEJOR LIGA DE EUROPA

domingo, 5 de marzo de 2017

Sábado, 4 Marzo, 2017 - 22:58

El Iberostar Tenerife tumba al todopoderoso Real Madrid en otra noche histórica en el Santiago Martín

El liderato de la Liga Endesa seguirá durmiendo al abrigo del Padre Teide. El Iberostar Tenerife tumbó este sábado al todopoderoso Real Madrid en otra noche histórica en el Santiago Martín (75-64) para aferrarse al liderato de la ACB. En un enorme esfuerzo colectivo, el grupo de Txus Vidorreta, en perfecta comunión con una afición clave y entregada, no dio opción a un rival, el blanco, que acabó rendido a la evidencia.

Otro tremendo ejercicio coral de los insulares, letales en el arranque desde el perímetro y consistentes los 40 minutos en tareas defensivas, explican en parte la meritoria victoria cosechada por los tinerfeños. No tardó el conjunto canarista en dejar claras sus intenciones. Un arranque inmaculado desde el 6,75 (6/6 de entrada) puso pronto las cartas sobre la mesa.

Los aciertos de Aaron Doornekamp (3), Marius Grigonis (2) y Will Hanley (1) desde la larga distancia, intercalados con una exquisita circulación del balón, dinamitaron el partido de inicio con un ritmo frenético (14-10, 18-12, 26-16). Intentó no perder comba el Real Madrid, pero no le resultó ni mucho menos sencillo. La calidad de Sergio Llull y los balones interiores a Gustavo Ayón trataron de equilibrar la balanza y cimentaron un 0-8 de parcial camino del cierre del primer cuarto (26-24, 10’).


El caso es que el Canarias no se dejó amedrentar. El conjunto insular fue sumando argumentos a su irreverente propuesta, siempre desde la fortaleza del colectivo y un enorme esfuerzo atrás. Las oportunas apariciones de Tim Abromaitis y los fogonazos de Davin White volvieron a estirar la renta: 35-26, tras canasta de Niang; y 40-30, tras triple de Tim. Trató el grupo de Laso aferrarse al talento de Doncic o al físico de  Hunter, pero el caso es que los visitantes no se encontraron nunca cómodos.

El partido creció siempre al son de un Iberostar Tenerife que llevó la contienda a su territorio, desde la acertada dirección de San Miguel hasta una fluidez de balón por momentos sobresaliente. Aguantó el equipo tinerfeño las lógicas embestidas de uno de los principales trasatlánticos del basket europeo (54-52), pero la reacción visitante no pasó nunca de estrechar el cerco hasta los dos puntos. Demostró ahí carácter y aguante el grupo de Txus Vidorreta, bien respaldado por una afición inmensa.


En pleno intercambio de golpes, el Canarias dio un nuevo estirón en la transición del tercer al último cuarto, con cinco puntos consecutivos de Abromaitis y un nuevo triple de Doornekamp (62-52, 32’). Por el camino, Niang ‘Petit’ se hizo grande en la pintura (siete rebotes y un tapón antológico a Llull) y el Real Madrid comenzó a dar síntomas de desesperación, especialmente Anthony Randolph, que tuvo que abandonar la cancha por dos técnicas consecutivas.

Aprovechó entonces el Iberostar Tenerife para apuntillar el desafío moviendo el balón de manera excelente y con Georgios Bogris impecable al poste bajo y en los tiros de media distancia. Las conexiones con el griego fueron la guinda definitiva a un enorme partido de los anfitriones, ante un adversario que acabó sucumbiendo ante el mejor Canarias de siempre y ante un público totalmente entregado a la causa.

- Pinchar aquí para ver las estadísticas