¡¡¡SOMOS ACB !!! Abonate al C.B. Canarias Y A LA MEJOR LIGA DE EUROPA

viernes, 10 de marzo de 2017

CB Canarias-Real Madrid

CB Canarias-Real Madrid



Victoria arrolladora y expeditiva del CB Canarias ante un Real Madrid (75-64) que estuvo siempre a merced de los laguneros que fueron mejores en defensa y estuvieron más acertados en ataque, tanto en el tiro exterior como bajo el tablero.

Los Doce de Vidorreta tuvieron siempre la iniciativa en el marcador y sorprendieron a los merengues con una nueva y magnífica actuación coral, donde cuatro de sus jugadores estuvieron por encima de los diez puntos.

El partido arrancaba con inmejorables sensaciones, las canastas desde la larga distancia no se hacían esperar con un Doornekamp que enchufaba todo lo que salía de su muñeca. Los merengues, sin embargo, respondían al toque a rebato de la caballería aurinegra y lograban mantener la distancia al final del primer cuarto (26-24) con un Rudy Fernández especialmente motivado.

Sin embargo, la clave de este partido estaba en la defensa. No se estaban cumpliendo los objetivos en la retaguardia y los derroteros del primer asalto conducían el partido a un terreno de puntuaciones elevadas donde los de Laso se desenvuelven como gato panza arriba.

En la transición al segundo cuarto los jugadores toman conciencia de esta circunstancia y saltan al parqué con la firme intención de convertir el aro en un coto vedado para los visitantes. Los jugadores merengues empiezan a encontrar mayores dificultades para anotar. La presión de los locales se vuelve más asfixiante hasta el punto de que uno de los mejores ataques de Europa se ve incapaz de superar los quince puntos en los tres cuartos venideros.

El imberbe Luca Doncic, con la mayoría de edad recién cumplida, sale en auxilio de sus compañeros, pero en baloncesto no basta con la genialidad. Los partidos se ganan con esfuerzo y con garra y el Madrid no estaba demostrando nada de lo anterior, tal vez por el cansancio acumulado después de su reciente partido en tierras turcas, dos días antes, o simplemente porque los Doce de Vidorreta estaban haciendo bien los deberes. Demasiado bien.

Nos inclinamos por la segunda opción. Con el apoyo de la afición, que abarrotaba las gradas de la Hamburguesa, los tinerfeños se marchan al descanso con seis puntos de diferencia (43-37), una renta discreta pero con la sensación en el cuerpo, tanto de jugadores como de aficionados, de que el partido estaba controlado.

A la vuelta de vestuarios y con la temida reacción de los merengues en ciernes, los locales responden con los mismos argumentos que en la primera parte: defensa asfixiante y control del tempo de juego. Los tinerfeños cobran ventajas que rondan los diez puntos, pero en la parte final del cuarto se produce una tímida reacción de los visitantes que los aurinegros logran refrenar. Ni Felipe Reyes ni Jaycee Carroll eran los revulsivos de otras veces.

El último cuarto alcanzó la excelencia defensiva por parte de los Doce de Vidorreta. Los madridistas no fueron capaces de anotar más que doce puntos, recurriendo al juego bronco, unas veces, y desquiciado, otras, como así demostraba las caras de los jugadores del banquillo visitante y la actitud de jugadores como Anthony Randolph que fue enviado a la ducha prematuramente por dos faltas técnicas consecutivas.

El laurel del triunfo habría que colocarlo sobre la cabeza de cada uno de los jugadores que participaron en el encuentro, pero habría que llamar la atención sobre la actuación de Aaron Doornekamp, máximo anotador del partido con 17 puntos y una serie de 5/7 desde la línea de 6,75.

Buen partido también el ofrecido por Georgios Bogris bajo el tablero (14 puntos) que junto a Tim Abromaitis son los dos jugadores más en forma de la plantilla actualmente. El de Connecticut es un valor polivalente que está ofreciendo anotación (15 puntos) y coraje tanto en defensa como en ataque donde no duda en penetrar la zona para colgarse del aro.

El CB Canarias se llevó un partido que había controlado de principio a fin y volvía a batir un nuevo récord en la historia del club que lo colocaba al final de la jornada del domingo en líder indiscutible con dos victorias de ventaja sobre su inmediato perseguidor, ahora el Baskonia.

La conjunción del binomio equipo-afición está consiguiendo que el equipo tinerfeño esté alcanzando cotas que eran impensables al principio de temporada, donde se especulaba con luchar por la entrada en play-off. Pero después de 22 jornadas las expectativas se han mejorado con creces.  El excelente trabajo y organización nos colocan como primeros de la mejor liga europea. ¡Sí, sí, sí, el líder está aquí!


¡Vamos Canarias!