¡¡¡SOMOS ACB !!! Abonate al C.B. Canarias Y A LA MEJOR LIGA DE EUROPA

martes, 28 de febrero de 2017

Domingo, 26 Febrero, 2017 - 14:36

Recital colectivo para una victoria incontestable en Fuenlabrada

Otro triunfo para la historia. El Iberostar Tenerife firmó este mediodía un recital colectivo inolvidable para tumbar al Montakit Fuenlabrada (61-85) y sumar la 16ª alegría liguera del curso con otra exhibición coral plagada de récords. El grupo de Txus Vidorreta logró la mayor renta canarista foránea de siempre en la élite; amén de conseguir la quinta mayor ventaja en un cuarto, con un asombroso 3-29 antes del descanso, en toda la historia de la ACB, el mejor registro a domicilio de un equipo de Liga Endesa.

La aportación de los doce jugadores aurinegros en el apartado anotador, el reparto de minutos (todos jugaron entre 11 y 20, ni más ni menos); y el mencionado golpe de autoridad en un segundo cuarto exquisito de los tinerfeños, que se fueron al descanso con 60 de valoración por el -1 de los anfitriones, explica lo vivido hoy en un Fernando Martín que asistió atónito a la exhibición colectiva de los canaristas.

Y eso que el partido nació entre desaciertos por ambos bandos, con una correcta circulación de balón, pero con más errores de la cuenta en el tiro. En esa dinámica y tras encajar un 5-0 de entrada, Marius Grigonis lideró el despertar visitante (5-8, 5'). No tardó mucho el Canarias en apropiarse del ritmo que mejor le convenía. Con el rebote controlado, con Hanley primero y luego Abromaitis multiplicándose en las capturas, los primeros fogonazos de Davin White (11-13, tras triple del de Phoenix) vislumbraban el despegue aurinegro.

La estampida fue a más en el segundo cuarto, cuando los de Vidorreta apretaron de lo lindo atrás y maniataron las virtudes de los anfitriones de una manera brutal. Con Paco Cruz desquiciado en ataque, los bases locales sometidos a la tiranía de los tinerfeños y muy desacertados en el tiro, el Fuenla sufrió el vendaval de un equipo, el aurinegro, que movía el balón a la perfección y sumaba desde todas las posiciones. Sólo un tiro libre y una canasta en juego de Sekulic en los diez minutos previos al descanso explican el tremendo arreón visitante (3-29).

A la vuelta de la pausa (16-44), tiró de orgullo y corazón el Montakit para intentar meterse en partido y enmendar la plana. Mejoraron prestaciones los de Cuspinera, que aumentaron su intensidad defensiva y redujeron la renta, gracias al ímpetu de O'Leary y Smits (43-57). El caso es que el Iberostar Tenerife no dio pie a la hazaña y sofocó cualquier indicio de remontada épica con un acertado final de cuarto. Dos oportunos triples de White y Kirksay disiparon cualquier duda (45-65) antes de enfilar un último cuarto casi de trámite.

El buen hacer del bloque canarista vino además acompañado por minutos de mérito del último en llegar, Tariq Kirksay, cada vez más acoplado a la química del grupo; al tiempo que Nico Richotti aprovechaba para ir sumando sensaciones tras su lesión; y jugadores en teoría de la segunda unidad, como Ferran Bassas o Niang 'Petit' , sacaban a relucir también su buen trabajo camino de una nueva e histórica victoria del Canarias. La 16ª en lo que va de curso en 21 partidos, tantas como las logradas el curso pasado en 34 jornadas. Casi nada. El Desafío late más fuerte que nunca.

- Pincha aquí para ver las estadísticas